¿Qué es el XLM, la nueva criptomoneda de moda?

Tecnología

El mundo de las criptomoneda es un fiel reflejo de lo que es la sociedad hoy en día. Un mundo rápido, normalmente demasiado rápido, y en el que cuesta mucho asimilar conceptos, ya que lo que ayer parecía una verdad sagrada hoy ya es una afirmación desfasada. Por lo tanto, cualquiera que desee estar al tanto de las novedades de este sector financiero debe estar constantemente pegado a la pantalla de ordenador.

 

Y es que, en el menor de los suspiros, una criptomoneda que no conocíamos de nada puede entrar en una tendencia alcista y comenzar a batir récords de precios sin que nosotros, siquiera, sepamos muy bien cómo se llama.

 

El último de los productos de este sector que ha vivido una tendencia alcista por el estilo sin que nadie, todavía, lo conociese muy bien, fue el XLM de Stellar. Una criptomoneda que, a diferencia de otras, sí cuenta con ciertas características que animan a creer en su fortaleza. Repasemos aquí algunas de ellas.

No viene a desbancar o destronar a nadie

 

Una de las características que más llama la atención respecto al XLM es que, a diferencia de la gran mayoría de criptomonedas existentes hasta el día de hoy, no pretende destronar a las divisas clásicas de su posición privilegiada actual. Tampoco, a diferencia de Ripple, es una infiltrada del sector financiero en el mundo de las divisas digitales para fagocitarlo y tenerlo bajo control.

 

Más bien, el XLM y el sistema que se sustenta sobre esta criptodivisa, Stellar, son un proyecto que divisa un futuro conjunto para criptomonedas y divisas clásicas. La plataforma Stellar se ha concebido como un espacio de intercambio entre ambos tipos de monedas y dicho cambio se realiza a través de un proceso en el que el XLM tiene un peso capital, ya que las divisas se convierten primero a la criptomoneda de la web y, luego, a la moneda deseada.

 

Gracias a esta concepción de futuro compartido y a la alta correlación existente entre el futuro de Stellar y el de su criptomoneda, el XLM vivió sus mejores momentos a nivel de cotización durante el pasado mes de diciembre, coincidiendo con el auge de la página.

 

¿El futuro de la banca?

 

Según muchos analistas, el proyecto Stellar se podría convertir en el futuro de la industria bancaria gracias a su sencillo y rápido sistema de intercambio, que aumentaría enormemente la producción de estas instituciones financieras. Esto sería un auténtico impulso a su valoración, que seguro que se dispararía si el proyecto llega a asentarse para el sector bancario.

 

Por ahora, Stellar ya ha conseguido contar con la confianza de varias firmas de intercambio de dinero, así como del gigante informático IBM, con la que llegó un acuerdo durante el mes de octubre del pasado año. Si el proyecto sigue dando estos pasos de gigante, que nadie se olvide de que el precio del XLM también va a poder sufrir subidas excepcionales en su valoración.

 

La confianza de los nombres tras el proyecto

 

Otro de los grandes pros con los que juegan Stellar y su criptomoneda XLM es la reputación de los nombres que se encuentran trabajando en este proyecto. Quizás el más importante de todos ellos sea el de Keith Rabois, miembro de la reconocida Mafia PayPal y que ha estado involucrado en los proyectos de Youtube, Airbnb, o LinkedIn, por solo nombrar algunos de ellos. Rabois es uno de los inversores tecnológicos más reputados en Silicon Valley y si su nombre se encuentra en medio de este proyecto es porque, sin duda, se trata de algo serio.

 

Además, en los cargos directivos de la firma y entre sus asesores aparecen otros nombres de gran reputación en la industria. Por solo poner unos ejemplos, entre estos están el fundador de Stripe Patrick Collison, el emprendedor Matt Mullenweg, creador de la plataforma de blogs WordPress, el desarrollador Greg Stein o el reconocido pensador, inversor y periodista Joichi ‘Joi’ Ito. Todos ellos conforman el reputado grupo de trabajo detrás del proyecto de Stellar. Una plataforma que promete dar mucho que hablar de cara a este 2018, convirtiéndose en uno de los nombres propios del sector de las criptomonedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *